No todo lo que venden como diseño web, es diseño web

Si te estás planteando darle una nueva imágen a tu web, es muy probable que te surjan miles de dudas, pero me juego lo que quieras a que posiblemente la más importante sea: ¿me sale a cuenta contratar a alguien para que diseñe desde cero mi página web, o mejor lo hago para que me adapte el diseño a una plantilla?

No todo lo que venden es diseño web

Últimamente hay muchas empresas, nuevas o más antiguas, que ofrecen servicios de diseño web. Pero la realidad es otra muy distinta: lo que ofrecen no se corresponde con lo que realmente hacen.

Por eso mismo, ante la falta de honradez de algunas empresas, quiero explicarte qué diferencias hay entre una instalación de plantilla y un diseño web para que tengas claro qué contratas y qué debes esperar en cada caso.

Sentimos frustración cada vez que nos llega un cliente que ha sido engañado o que ha comprado algo que no le habían especificado como tal e incluso ha pagado un precio mucho más elevado del que cuesta por un resultado casi nulo.

1. Diseño web no es rellenar los espacios de una plantilla con texto

Es cierto que cada vez las plantillas están más preparadas para hacer más virguerías y diferenciarlas de otras webs con la misma plantilla, y no hay absolutamente nada malo en usarlas.

En nuestro caso, cuando en el estudio nos entra algún cliente que quiere una instalación de plantilla, antes de introducir el contenido, hay un proceso de diseño.

Porque son nuestras plantillas y sabemos qué posibilidades y limitaciones tienen. Y no nos dedicamos exclusivamente a volcar el contenido y que quede como quede.

Sino que primero planteamos una identidad para la marca, y a partir de esta vemos las mejores formas de distribuir el contenido del cliente en la web, apartado por apartado. Por eso siempre pedimos todos los contenidos por adelantado.

Nunca le damos al cliente un boceto de diseño por columnas y le pedimos que rellene los espacios con texto. Eso no es profesional, y es uno de los errores más comunes de pseudo diseñadores.

No hay nada de malo en ofrecer al cliente una instalación de una plantilla, y luego hacerle unos ajustes de diseño. Pero eso no es diseño web, y a veces, incluso ni diseño.

2. Una adaptación de plantilla no tiene la misma libertad para diseñar que una web desde cero

Existen millones de plantillas prediseñadas, incluso nosotros tenemos una buena colección disponible para que cualquiera pueda tener una web bonita de una forma fácil y económica.

Pero una instalación de plantilla nunca podrá venderse como un diseño web desde cero, porque no hay la misma libertad de creación ni son las mismas horas de trabajo que conlleva diseñar una web desde cero.

Me explico, una cosa es hacer un diseño web desde cero, como te expliqué en este post, y otra muy distinta es adaptar una plantilla prediseñada. Que ojo, no hay nada de malo en ello, siempre que se especifique y el precio sea coherente al trabajo que hay detrás. De esto último te hablaré más adelante.

La crítica va hacia las empresas que cobran por instalar una plantilla y “darle diseño” al precio de un diseño web exclusivo, en el que se estudia todo el contenido, se estructura y se diseña en base a este para que todo encaje.

Y queda más que claro que eso no es lo que hacen, es por ello que el resultado que obtienes no es el que deseabas.

Como ya hemos comentado, la principal diferencia entre un diseño web y una instalación de plantilla es que, mientras que en el diseño web desde cero el contenido se distribuye con criterio pero con total libertad, en una instalación de plantilla, aunque hay cierta libertad, ésta está condicionada por las características de la plantilla.

Esto todavía se hace más patente cuando la persona que se considera “diseñadora” lo único que hace es elegir una plantilla y, sin siquiera plantearse su estructura, vuelca el contenido del cliente para que éste se adapte a la plantilla, y no al revés, independientemente de si queda bien o mal. Y no es así como hay que trabajar.

El proceso debería ser a la inversa: primero leemos el contenido, y luego vemos qué posibilidades nos da esa plantilla para estructurar el texto del mejor modo posible. Así es como nos gusta trabajar a nosotros.

Y no como hacen otras personas, que directamente cogen una de las estructuras predeterminadas que trae la plantilla, y se limitan a volcar el contenido. Y si queda bien o mal, ya no es asunto suyo. De esa clase de “diseñadores” nos quejamos.  

3. No todos los diseñadores son diseñadores web

Los diseñadores nos quejamos de que no se valora nuestro trabajo lo suficiente. Mucha gente cree que los diseñadores trabajamos por amor al arte, y eso no es así.

Si eso no fuera ese suficiente hándicap para el oficio, lo peor es cuando los mismos profesionales que exigen respeto, son los primeros en faltar el respeto a la disciplina.

Porque sí, engañar al cliente, que desconoce en qué consiste nuestro trabajo y todas las horas que hay detrás, es faltar el respeto al oficio y al resto de profesionales que trabajamos en el mundo del diseño gráfico y web.

Tampoco es lo mismo ser diseñador gráfico que ser diseñador web. El campo del diseño es muy amplio y, como en todas las profesiones, hay muchísimas especializaciones y cada una tiene sus cosas.

Al fin y al cabo, se podría decir que trabajamos con un “producto”, en nuestro caso una página web, que tiene unos elementos distintos que unas invitaciones de boda, por ejemplo. Aunque en ambos casos el diseño sea el núcleo.

Un buen diseñador web, aunque trabaje con una plantilla, cuidará todos los detalles e intentará sacarle el máximo partido a ésta para que tu contenido destaque y puedas diferenciarte del resto.

Es importante confiar en un equipo que tenga buenos diseñadores y programadores. Porque de nada sirve coger una plantilla muy bonita si el diseñador no va a saber sacarle partido. Y de nada sirve que el programador pueda cambiar a su antojo la plantilla, si no tiene detrás un diseñador que le dé el criterio para que quede bien el resultado.

4. Que no te cobren lo mismo por un diseño web que por una instalación de plantilla

Cuando vayas a contratar a un diseñador para tu web, fíjate en el precio y luego contrástalo con sus trabajos. Un diseño web personalizado y exclusivo es caro. En cambio, una instalación de plantilla (con revisiones de diseño) es mucho más económica ya que, como te he dicho, el tiempo de trabajo se reduce.

Una vez sepas el precio fíjate en los trabajos del diseñador. Abre cada una de las webs que ha diseñado y comprueba su estructura (es decir, los elementos que te mostraba en la imagen anterior).

Verás que hay cosas que se repiten en exceso, que hay texto volcado sin estar diseñado, incluso he visto casos en que la propia web del estudio no ha cambiado el favicon y sigue manteniendo el del tema que ha comprado. Un error garrafal que, personalmente, en nuestro estudio nunca nos permitiríamos.

Fíjate en esta imagen en la que te muestro algunos elementos con los que podrás deducir si lo que te venden como diseño exclusivo y propio es, en realidad, la adaptación de una plantilla ya existente.

Estos pequeños detalles son los que diferencian un buen equipo de uno pésimo. Y lo que luego hace que el cliente, osea tú, quede más o menos satisfecho con el trabajo realizado.

Con este post un poco diferente queremos hacerte ver que no todos los que te venden diseño web realmente lo llevan a cabo realmente, y que intentan dar gato por liebre. Porque llevamos viéndolo demasiado tiempo, y ya no podíamos aguantarlo más.

Así que no, no hay nada de malo en comprar una plantilla y rediseñar sobre esta, siempre y cuando se informe al cliente del procedimiento real y no se le intente engañar vendiéndole un “diseño web”.

¿Alguna vez te has encontrado con algunos casos como los que te he contado, o no te habías dado cuenta de este lado oscuro del mundo del diseño web?

Te aseguro que a partir de hoy te fijarás más en estos pequeños detalles y valorarás de otra forma el trabajo que hay detrás de este mundo a veces desconocido.

15 comentarios
  1. Gema 6 octubre, 2016

    Cuanta razón llevais. Y lo digo por experiencia en ambos lados. Hasta que os encontré a vosotros y me hicisteis la web mas maravillosa del mundo.
    Se acabaron los dolores de cabeza, las peleas con el «diseñador» y las preocupaciones.
    Muchas gracias Laura y Frede. Sois los mejores.

    Responder
    • ThreeFeelings 6 octubre, 2016

      Gracias Gema, gracias a clientas como tu trabajamos todos con muchas ganas cada día 🙂
      Y creo que eso se nota. No podemos estar más contentos con el resultado de tu web y con todo lo que está por venir en tu proyecto.

      ¡Un fuerte abrazo!

      Responder
  2. Karla 6 octubre, 2016

    Creo que estas confundiendo un par de cosas.

    Lo primero quien diseña una web no tiene porque programarla, hay un camino muy largo entre diseñar la web (la estructura, sus partes, etc) y programar desde cero para wordpress (porque hablamos de wordpress por lo que veo) creando un tema ad hoc, Considerando que para hacer lo segundo no tienes que ser solo diseñador, si no tambien programador y es aqui donde comienza el problema porque un cliente no puede esperar que un diseñador haga el diseño del Brand, el diseño de la web, el Diseño del material de marketing offline y le prepare las campañas en las redes y además le programe la web desde cero. Ya que estamos metemos un poco de fotografía, de SEO y de copywriting y digamos que podriamos eliminar otras 5 profesiones del mercado creando un superhéroe capaz de tener todos esos conocimientos, que además debería aprenderlo de inmediato porque si no eres capaz de ofrecer todo junto no sirves..

    Son estas cosas las que crean y maleducan a los clientes.

    Un diseñador web freelance que es diseñador, y repito no programador, no tiene porqué ofrecer un servicio de programación desde cero.

    Por otro lado existen en el mercado plantillas que dejan suficiente libertad ya que te permite a través de los módulos crear todas las partes diseñadas sin ser programador. Con una página en blanco y montando todo tu. Que es de nuevo una ventaja para el diseñador freelance o autónomo, que no trabaja en un estudio con al lado un programador o desarrollador, y que puede diseñar una web desde cero en una página en blanco y montarlo sin necesidad de «programar» o insertar excesivo código.

    Creo que tu mensaje se refería a los estudios, pero has englobado a más de un profesional en el medio arrastrandolo y quitando prestigio a quien diseña y es capaz de montar una web con una plantilla que permite una personalización al 100% de todas sus partes, haciendo pasar a todo el que usa plantillas como un deshonesto cuando en realidad no es así.

    Hay muchas variantes a considerar, y generalizar no es bueno. Tengamos en cuenta además los problemas de comprensión y valorización del trabajo del diseñador por parte de los clientes.

    Por otro lado, hacía falta especificar en tu mensaje algunas de las ventajas de trabajar con plantillas optimizadas para SEO y con tiempos de carga rápido que agilizan las webs, respecto a todo el tiempo y el trabajo que llevaría programar una web desde cero optimizando además.

    Responder
    • Laura 6 octubre, 2016

      Hola Karla,

      Creo que no confundimos nada ya que estamos totalmente de acuerdo con lo que comentas en la primera parte. Nosotros no hemos dicho que tengas que ofrecerlo todo, sino que un diseñador web no es programador y por lo tanto, no debe ofrecer este servicio. Y que esta persona ofrezca el desarrollo de una web si es un engaño, porque no estará programando una web, está instalando una plantilla.

      Al igual que un diseñador gráfico no tiene por qué ser un diseñador web, cada uno puede estar especializado. Lo que no nos parece justo es que los hobbies se ofrezcan como servicio profesional. Nosotros no somos Copywriters, por lo que nunca ofreceríamos este servicio y créeme que hemos visto muchos freelance que ofrecen diseño y desarrollo web junto al copy.

      Pero por lo que veo, en tu caso, no lo aplicas ya que ofreces logos y branding, páginas web y fotografía, entre otros.

      Y montar una plantilla personalizada no es el desarrollo de una web a medida, tienes unas limitaciones, tanto a nivel diseño como a nivel interno. Se puede hacer y ofrecer, claro, es muy respetable, lo que no se debe hacer es decir al cliente que se hacen webs a medida, porque una plantilla te puede limitar en cualquier detalle y perder personalidad. Nosotros mismo ofrecemos instalaciones de plantilla, pero es muy diferente del servicio web a medida que tenemos.

      Con este post, como bien dices, no queremos generalizar sino defender nuestra profesión y que se valore el trabajo que hay detrás.

      Un saludo!

      Responder
    • Laura 20 junio, 2019

      Muy de acuerdo contigo Karla

      Responder
  3. Ana 6 octubre, 2016

    Hola! Una entrada muy interesante… Yo también soy diseñadora web y aunque tengo conocimientos de HTML y CSS no sería capaz (ni de lejos) de programar una plantilla por un precio asequible. Pero eso no significa que no sea diseñadora web. Creo que estáis mezclando Desarrollo web con Diseño web, que no son la misma cosa.

    Estoy completamente de acuerdo con vosotros en que hay personas (muchas) que no hacen lo que prometen, pero no tiene nada que ver con si usa una plantilla o la desarrolla. Por eso es muy importante hacer lo que vosotros recomendáis: analizar otros trabajos de la persona con la que se va a contratar la creación de la web. Así nos evitaremos malgastar el dinero y la confianza. Eso, no dejarse llevar por un precio barato y pedir presupuestos detallados de lo que nos darán por lo que pagaremos.

    Un saludo.

    Responder
    • Laura 6 octubre, 2016

      Hola Ana, totalmente de acuerdo con lo que comentas. No es lo mismo ser diseñador que desarrollador web. Y por supuesto no hace falta saber programar una plantilla para ser diseñadora web, para ello están los equipos y es ideal contar con la parte que diseña y la parte que programa. El problema está cuando un diseñador web te vende una web a medida y lo único que se realiza es una instalación de plantilla.

      Así que, como dices, con entender bien lo que contratas y ser consciente del trabajo que se va a realizar, se evitan todos los malentendidos. Estos que normalmente provoca el desconocimiento.

      Un saludo y gracias por estar aquí 🙂

      Responder
      • Ana Vázquez 7 octubre, 2016

        Gracias a vosotros. Hacéis un trabajo fantástico y además tus caligrafías me tienen loca!!!!

        Responder
  4. Valentina 6 octubre, 2016

    Hola Laura,
    me ha parecido muy interesante esta reflexión, porque creo que muchos clientes no saben ni lo que tienen que pedir o exigir una vez que contratan un servicio de diseño. Yo decidí especializarme en diseño de imagen corporativa y lo que me pasa muy a menudo es que la gente me dice: «y me diseñas la web?» A lo que siempre tengo que decir que no me encargo de esto, ya que lo único que se hacer es comprar una plantilla, instalarla y adaptarla, que es lo que hice precisamente en mi propia web. Pero yo personalmente, no me siento cómoda ofreciendo este servicio si no disfruto de su proceso ni se llevarlo a cabo en profundidad como hacen otros profesionales como vosotros.

    Así que creo que este post que has escrito es muy bueno para educar a los usuarios y clientes y que entiendan que es cada rama del diseño y a que nos encargamos cada uno de nosotros.

    Mil gracias, y muchos ánimos!

    Responder
  5. Dulcia 6 octubre, 2016

    Hola! que buen post y me encanta el debate que genera

    Voy a hacer un poco de sinceramiento y mea culpa. Yo me siento super identificada en este post. Yo soy una de las que venden diseño e instalo plantillas. Si bien, siempre aclaro que trabajo con Genesis + Studiopress y es una adaptación.

    Primero y antes que nada, considero que el diseño , un buen diseño, es lo primero que entra por los ojos. Yo personalmente me he alejado de diseñar, porque si bien me encanta, siento que soy mejor para otras cosas como la programación.

    Considero que es muy bueno informar y concientizar al cliente. Pero no sin llegar al punto de la confusión. Obviamente que esto es según al publico que se enfoque. En mi caso, al público con el que trabajo, no les interesa saber si es un diseñador o un programador el que le va a ser la web. Quieren algo que se vea bonito que les ayude a vender y un par de soluciones mas. No tienen vocabulario técnico. No trabajo con intermediarios ni empresas grandes, por lo que me ajusto a otro tipo de publico.

    Entonces a lo que voy, yo no solo “diseño web” , programo o creo funciones en php. Yo brindo una solución. Genero una herramienta de venta.

    La web no es solo un lindo diseño y bonito. La web tiene un objetivo, un estrategia y debe conseguir un resultado. Y por mas que seas diseñador, maquetador, diseñador web, programador, la web lo tiene que tener si o si.

    Entonces a veces lo que uno vende, no es sólo el diseño personalizado si no en conjunto con la estrategia.

    Yo instalo plantillas. No lo hago para pasarme por encima a nadie. Es que a veces según las necesidades del cliente , es la mejor opción. También pasa que a veces los clientes las piden, porque vieron en tal web que la usaban y quieren que su web se vea igual ( o que tal el efecto Marie Forleo que todos comenzaron a copiar con el diseño anterior?) , o compraron una plantilla en Theme Forest , trataron de instalarla y ahora se les ve horrible, pero no pueden pagar mucho mas por un diseño 200% personalizado.

    Por otro lado, las plantillas ofrecen los formatos que mas convierten y ya están hechos y se reduce el tiempo. No todos tienen que tener la misma plantilla ni el mismo objetivo.
    Ni la misma info “above de fold”. Ni el mismo destino del botón de acción.

    No todos quieren o necesitan gastar en un diseño personalizado cuando una plantilla ya pre hecha y personalizada (también a veces algo modificada) les sirve para su objetivo, rápido y a menor costo.

    Por otro lado, el tema de cuanto cobrar es tan relativo y me parece que no es algo que se deba discutir. Cada uno valora su trabajo como le parece. Mal o bien, eso no lo discuto. Al final de cuentas el que juzga es el cliente, haciendo click en el botón de pagar o no.

    Me pasó que he tenido clientes a los que no les he cobrado ni un centavo y no han sido la mejor experiencia. Principalmente porque a veces no están en la etapa de “necesitar” , si no que aprovecharon la oportunidad de hacerlo gratis, pero no han sentido la necesidad de cambiar. Tampoco el compromiso , ya que no tuvieron que poner en riesgo nada. A veces terminan haciendo el trabajo un poco mas fastidioso porque no están seguros, no tienen en claro. Ojo, esto no es 100% culpa del cliente, si no también del diseñador que con su poca experiencia (como a mi) no supo manejar la situación. * Lección aprendida.*
    También me paso de tener clientes que me piden una plantilla especifica (yo trabajo con las de StudioPress, pero me pedían la DIVI o Avada) porque quieren que su web se vea asi. Agregándole su color, su estilo o etc.

    Resumiendo, en mi caso yo he trabajado con plantillas y para ciertos clientes es la mejor opción. Pero para otros ni siquiera se las ofrezco, si no que prefiero hacerles una web en Html puro (bootstrap está lleno de «plantillas» que cada uno modifica y terminan siendo webs personalizadas) , porque sé que WP no les convendría.

    La idea, de nuevo, es ofrecer la mejor solución para el cliente, que le pueda dar el resultado que necesita al mejor precio y tiempo disponible.

    Luego, la buena o mala intención con la que lo hagan queda en cada profesional. Que bien sabemos que se da en todas las ramas.

    Por último, quiero decirles que admiro mucho su trabajo. Los tengo como referentes y considero que lo hacen extremadamente bien 😀

    Responder
  6. Maira 6 octubre, 2016

    Excelente análisis, creo que pasa mucho con Squarespace, donde veo gente ofreciendo diseño y desarrollo en esa plataforma, cuando lo que en realidad hacen es drag and drop, como la plataforma es popular se aprovechan de la ignorancia de la gente, que no tiene porque saber sobre el tema. En WP también pasa, pero en general me he encontrado con casos donde se específica con que Framework o theme se trabaja (Genesis o Divi en su mayoría), lo que sí he notado es mucho inexperto «vendiendo» webs con Divi cuando no tienen idea de cosas muy básicas de WP, me cruzo con muchas consultas redículas en los grupos de Facebook relacionados a estos temas y me compadezco de sus clientes.

    Otra tema es el uso excésivo de page builders como Divi, casi nunca se le explica al cliente que si el día de mañana necesita cambiar su diseño y dejar de usar Divi, se pierde absolutamente todo el contenido creado (entre otros problemas que tienen estas salidas fáciles para «diseñar una web»), me parece que no darle a cliente toda la información es injusto.

    En fin, muy interesante el planteo, yo hago diseño y desarrollo de child themes para Genesis y también hago diseño y desarrollo de webs usando el mismo framework pero con child themes desarrollados 100% para cada cliente, así que trato de entender todos los puntos de vista.

    Saludos!

    Responder
  7. Noelia | Herpark 7 octubre, 2016

    ¡Hola chicos! Un post genial no, lo siguiente.

    De hecho creo que es algo que pensamos muchos pero pocos han tenido el valor de decir.

    Y sí, por supuesto, sin mezclar en absoluto que ser diseñador web es lo mismo que ser programador. Que una misma persona puede ofrecer ambos servicios o no, en función de su especialización.

    En mi opinión una parte del problema está en la información que se le da al cliente, y lo que venís a defender en este post, que algunos (no todos) se aprovechan de la ignorancia, ofreciendo diseño web hecho a medida, cuando lo que hacen es identidad adaptada a plantilla.

    Yo por ejemplo ofrezco diseño en Blogger y WordPress, y trabajo tanto con plantillas creadas por mí (para Blogger) como con diseños personalizados creados desde cero.

    Muchas veces algunos clientes me preguntan si también ofrezco temas para WordPress y como de momento sólo los hago para Blogger, les invito a que visiten otras webs de confianza (la mayoría de veces las vuestras y las de Maira jajaja, maldita casualidad), lo que no se me ocurriría jamás de los jamases sería decirle al cliente que la comprase y que yo me encargo de la instalación y personalización.

    En fin, todo está en la moral de cada uno y en poner los precios que corresponden en función del trabajo y tiempo de creación, porque no es lo mismo crear un diseño desde cero, que trabajar sobre una plantilla como base para aprovechar funcionalidades y hacer que quede totalmente irreconocible, como tampoco lo es utilizar una plantilla y cambiar colores y tipografías.

    ¡Un besote guapos!

    Responder
  8. Laura 20 junio, 2019

    Hola, es una reflexión muy interesante, pero como otros compañeros dicen un diseñador web no tiene porqué ser también desarrollador.
    Si tienes los conocimientos técnicos necesarios, puedes coger una plantilla como base y modificarla con programación para crear un diseño personalizado.
    Lo que no puede ser es que se venda una web a medida por un precio ridículo (para mucha gente una web de 1000€ es un pastón) cuando eso no es nada cuando hablamos de un ecommerce por ejemplo.
    Los diseñadores intentamos adaptarnos de la mejor manera al público, sin mentir, claro está, pero podemos seguir ofreciendo un diseño a medida.

    Responder
  9. Virginia 20 septiembre, 2019

    Hola, quería preguntarle, se puede denunciar estos casos? A empresas que te cobran 1600€ por una web, que supuestamente es diseñada desde cero Y lo que hacen es usar una plantilla, ahora no puedo poner muchísimas cosas en la web porque la plantilla no lo permite, y yo e pagado 1600e por una web que no era lo que pedí

    Responder
    • Feeling Studio 23 septiembre, 2019

      Hola Virgina, es complicado. Nosotros no podemos decirte esto, creo que más bien tendrías que hablar con una abogada que valore tus opciones. Puedes escribir a María de ablogada.com para que te ayude con esto.

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *